¿Cuáles son las etapas del embudo de marketing?


Un embudo de marketing consta de unos pocos pasos, desde el momento en que el usuario descubre su negocio hasta la decisión de compra, el mercadeo canaliza una dirección hacia la conversión y más.

Tiene muchos clientes potenciales. A medida que sus clientes aprenden sobre su marca y consideran una compra para tomar su decisión final de comprar o no, la cantidad de clientes potenciales disminuye. La probabilidad de que estos prospectos continúen hasta que una compra sea mayor porque ya se encuentran en las etapas iniciales de su decisión.

Las diferentes etapas de un embudo de mercadeo, generalmente se denominan de manera diferente pero similar en el concepto:

Atracción. En la fase de atracción, el contenido creado debe ser integral, de manera que permita al usuario identificar sus necesidades particulares.

Como este es el primer contacto del cliente con la marca, es importante que el material ofrecido sea abundante en información y no hable del producto en sí.

El contenido generado debe partir del supuesto de que el público propuesto no comprende completamente sus problemas y necesidades. Por lo tanto, el cliente debe identificarse con el problema abordado, expresando interés en continuar el viaje del embudo de ventas.

Conversión. En este punto, comienza a reducirse hacia la conversión. El usuario queda cautivado y orientado hacia un enfoque de marca y articulo.

Es precisamente en este punto que el emprendedor comenzará a recolectar leads, es decir, clientes potenciales, que tienen las características de un comprador ideal.

Una vez que logre atraer visitantes a su sitio web, intente convertirlos en una oportunidad de venta con contenido, mensajes valiosos, formularios y cualquier otra cosa que pueda ofrecer a cambio de sus datos.

Rebaja. Ahora que ha recibido la información del cliente y puede comunicarse con él, es hora de iniciar un diálogo más directo. Este contacto se puede realizar mediante mercadeo por correo electrónico.

Esta herramienta no solo debe usarse para distribuir un producto, sino también para brindar información relevante a los clientes, que es útil para tomar decisiones.

Muestre a su cliente que tiene el producto adecuado para satisfacer sus necesidades. Déjele ver que, entre las preferencias del mercado, la suya es la más óptima para el problema que enfrentan sus prospectos.

Cautivador. El paso cautivador, también conocido como lealtad, expone el interés de su empresa en mantener una buena relación con el cliente.

Así que canjee o incluso ayude a convencer a los clientes potenciales de que compren.

El contenido en este punto debería ser más personalizado, ya que ahora llegará a un cliente que conoce su producto.

Interés. Una vez que nos visitan, cuando vienen a nosotros, estamos en la etapa denominada INTERÉS y todas las acciones tendrán como objetivo construir lo que se llama el compromiso de la persona con nuestra marca. Es en esta etapa que necesitamos generar suficiente confianza para que al menos nos dejen su correo electrónico y se conviertan en SUSCRIPTORES, CONTACTOS, LEADS.

Deseo. Una vez que nos dejas tu email, estamos en proceso de crear el DESEO en el que todas las acciones tendrán la conversión como META, es decir, dejan de comparar y deciden COMPRAR. No es fácil, nadie que no tenga mucha confianza en la marca comprará nada. En este paso se suelen utilizar distintas ofertas de productos de muy bajo coste que rompen la resistencia inicial de compra.

Lealtad. Tan pronto como nos han comprado, comienza otra fase no más sencilla, la de FIDELIZACIÓN (para usar el término FANS popular por Facebook), y todas las acciones tienen el propósito de mantener, fidelizar, repetir el prospecto y conseguir que suscribirte a nuestro blog, newsletter etc. para seguir vendiéndote más, VENTA CRUZADA o VENTA MAYOR, y que nos RECOMIENDAS.

Inspección y Vigilancia: Secretaría de Educación de Apartadó / Antioquia. 

Protocolo de Bioseguridad COVID-19

Teléfono: (034) 8150201 Celular: 3016745284